Oficina en Coruña


En este caso recibimos el encargo de poner en alquiler una oficina desocupada, que llevaban tiempo queriendo alquilar sin éxito, tras analizar la cuestión vimos que esta presentaba una serie de particularidades que dificultaban su alquiler:

  1. Espacio reducido que el anterior inquilino había subdividido y compartimentado.
  2. Instalaciones como el aire acondicionado obsoletas
    1. Que obligaban a tener acometida Trifásica y una potencia absurda por elevada para la superficie del local
    2. Factura eléctrica desproporcionada
    3. Ruido insoportable para una actividad de oficina
  3. Instalaciones añadídas a lo largo del tiempo en superficie, que no servían ya, además de dar un mal aspecto
  4. Acabados deteriorados y obsoletos, fundamentalmente un linóleo azul cielo desgastado que daba muy mala imagen.

Para conseguir alquilar el local había que invertir en actualizar la distribución, sus instalaciones y acabados, … inversión que será rentabilizada en poco tiempo.

Desde ese momento recomendamos a la propiedad la reforma del local, para lo que realizamos un estudio en el que se ha tenido en cuenta las particularidades del local y las nuevas necesidades futuras:

  1. Tratándose de un local bajo cubierta, elevar el falso techo lo más próximo a los faldones e inclinado, lo que hace ganar una importante amplitud, con techos en cumbrera a cerca de 4 metros.
  2. Dejar el local diáfano, proponiendo una distribución que organice los espacios basada en la disposición del mobiliario y no con elementos fijos como tabiques.
  3. Realizar unas instalaciones acordes con los nuevos tiempos empotradas en las paredes, con establecimiento de puntos de trabajo, incluso cajas y tubos vacíos en previsión de cambios futuros.
  4. Modificación de acometida eléctrica monofásica, con un ahorro superior al 50% del coste anterior … se pasó del orden de 130 €/mes a 50 €/mes en meses de demanda.

Tras la reforma se alquiló en un plazo de una semana, lo que evidenció la verdadera necesidad de realizar una pequeña inversión, consiguiendo alquilar de inmediato por un importe ligeramente superior al que pedían antes de la reforma para amortizar las obras y cubriendo los gastos fijos como comunidad e IBI, que de otra forma asumiría el propietario …

Los pasos y gestiones seguidos en esta obra han sido los siguientes:

  1. Análisis de necesidades y proyecto con distintas opciones
  2. Valoración económica del proyecto y de cada opción, analizando y separando lo absolutamente necesario de lo opcional.
  3. Reunión con la propiedad para toma de decisiones y cerrar el proyecto.
  4. Inclusión en el proyecto de los resultados y valoración económica definitiva
  5. Firma del encargo con compromiso  “Lave en mano”.
  6. Elaboración y solicitud de licencias de obra y autorización para contenedores.
  7. Realización de la obra.
  8. Facturación y cobro (trabajos realizados por mes natural).
  9. Gestiones con compañía suministradora para cambio de tarifa.

Una de las opciones de ahorro en este caso sin renuncia al servicio, fué la instalación de tubos y tomas ciegas en previsión de nuevas instalaciones, ahorrando no poniendo mecanismos que luego podría no usar. El inquilino pudo ajustar sus necesidades sin obra adicional.

El resultado lo puedes ver en la siguiente galería de imágenes (están tomadas con anterioridad a la limpieza previa a la entrega al cliente).